Google+ Crastinia: La maldición del Escorpión de Jade

sábado, 19 de abril de 2014

La maldición del Escorpión de Jade

Una forma de pasar la tarde,ya sea acompañado o no, es con una buena película. Pues bien, rebuscando y haciendo inventario en el archivo de Crastinia ha caído en nuestras manos, como si el destino lo hubiese seleccionado, el siguiente título: La maldición del Escorpión de Jade. 

A veces parece que hay películas para un momento determinado del día, o de la noche, y esta es una de ellas, así que tras una re-visión de la misma no podemos hacer otra cosa que recomendarte que te sientes a disfrutarla con disposición de divertirte olvidando que es uno de los trabajos "menores" del autor y dejándote llevar por una trama salpicada, con acierto, por todos los elementos del cine de su director Woody Allen.
 

Argumento:

Escrita, dirigida e interpretada por Woody Allen, cuenta la historia del detective C.W. Briggs (Woody Allen) quien odia a su nueva compañera de trabajo Betty Ann (Helen Hunt), entre otras cosas por los cambios que ella quiere implementar en la empresa. Sin embargo el destino hará que durante un cumpleaños un mago les hipnotice y los utilice para cometer una serie de robos millonarios. Estos robos involuntarios  les llevarán a descubrir, poco a poco, qué es lo que en realidad sienten el uno por el otro.

Impresión:

Ya desde el comienzo de la película apreciamos algunos de los rasgos del cine de  Woody Allen:  créditos al principio, a la antigua usanza, y de fondo música jazz que nos va ubicando en el espacio y tiempo que el director quiere, aunque por si esto no fuese suficiente, justo antes de la primera escena vemos una fecha escrita con números blancos sobre fondo negro: 1940.

Estamos en la época por excelencia de los detectives privados y las "femme fatale" rubias, como Laura Kensington (Charlize Theron) que parece salida de "¿Quien engañó a Roger Rabbit?" y es justo aquí, en este tiempo, donde nos sitúa el director, años después de las mejores películas de cine negro y años antes de series como Mad Men.

El film en ningún momento deja de ser entretenido, al contrario: las frases y situaciones a veces hilarantes de un detective entre chapucero y casualmente exitoso vertebran la trama detectivesca marcada por estilo del director neoyorquino, de forma que nos encontraremos con  personajes casi reciclados de anteriores trabajos como el compañero de oficina cómico y neurótico o la mujer fría que le rechaza incesantemente.

Otro de los elementos sustentantes de la película y muy del gusto del director es la magia. Representada en esta ocasión por el misterioso Mago Vortan quien hipnotiza a Betty Ann y a C.W. A partir de este momento comienza un entuerto de pistas e investigaciones que no solo conducirán a los personajes a esclarecer el caso sino que, por supuesto, les llevará a averiguar si hay algo más que odio entre ellos.

A pesar de no ser lo mejor que ha firmado Woody Allen, nos encontramos con un filme sobre todo divertido, entretenido y quizá tópico; pero, eso sí, con los tópicos necesarios dentro de la filmografía del autor, así que :

"Si me muero mientras estamos haciendo algo, dile al embalsamador que me deje la sonrisa puesta"
 - C.W. Briggs.

1 comentario:

  1. Hay varias razones por las que me gustó ver esta película, una de ellas es el tema de la hipnosis, presente en el desenlace y vida de los personajes. El tratamiento de este tema es un poco parecido al estreno de HBO , la serie El Hipnotizador, una producción donde un hombre revela secretos y desentierra recuerdos por medio de esta ciencia. Sin duda, La Maldición del Escorpión de Jade es una historia que si por algo se caracteriza es por llevarte de la mano y hacer que disfrutes de cada escena.

    ResponderEliminar